Crecimiento Personal

¡Hola, he venido a escucharme!

By 15/03/2019 No Comments

Si, si…has leído bien el título del post, permíteme que insista en este tema tan importante para las relaciones personales en la familia, con los amigos, en el terreno laboral y/o con los clientes.

Al final del camino pasamos demasiado tiempo escuchándonos y poco tiempo escuchando a los demás. Sin embargo, nuestro tiempo en interacción con otras personas suele ser muy amplio… entonces ¿qué es lo que hay que mejorar?

Si no sabemos escuchar atentamente y de modo empático es imposible tener relaciones sanas con los demás ¡¡y muy difícil estar bien con nosotros mismos!!

Hay toda una sintomatología que nos delata y nos asigna una valoración “NM”: Necesita Mejorar”, necesita mejorar en esa gran habilidad que es la escucha atenta y empática.

Debemos tener en cuenta que la vida de cada persona tiene su singularidad, cada persona es única y sus vivencias también. ¡¡Si ponemos atención en ello, creceremos!

Es habitual en mi profesión que después que una persona manifieste en el aula un “ESO YO NO LO HAGO” o “ ESO YA LO TENEMOS CLARO Y SUPERADO”, otros compañeros y compañeras se giren sobre la persona que lo ha dicho y tras unas sonoras y simpáticas risas hagan recular a quién lo dijo (esto si es un grupo con buen clima, que se lleva bien; si no existe buen clima,  se da el silencio  y cruce de miradas de complicidad y sorpresa…)

Tenemos unos procesos de escucha pobres o muy pobres….

Te pongo un ejemplo de conversación reciente:

Persona 1: ¿Ya sabes dónde os vais el puente?

Persona 2: NO… no lo tenemos claro todavía….

P1: recientemente yo estuve en un pueblo de Málaga que me gustó mucho. Fuimos con unos amigos, lo pasamos genial……bla, bla, bla…. 

P2: (PENSANDO: …. Ya he estado en Málaga 10 veces…. pero en fin…)..

P1: bla, bla, bla,…………… si quieres te paso la información y reservas donde fuimos nosotros. Te gustará!

P2… bueno ya te diré…. NO, ya… ya conozco Málaga…

Te invito a que saques tus propias conclusiones:

¿Cuántas veces te encuentras cambiando de tema bruscamente porque no te interesa mucho lo que te cuentan?

Y también ¿en cuántas ocasiones miras el móvil a ver si te entra un was mientras te están hablando?

¿Cuál ha sido la última vez que una persona te estaba empezando a contar algo que le había sucedido y sin pensarlo, de modo ágil pero inconsciente, le has acabado contando tu última aventura?

¿Usas habitualmente los monosílabos como prueba de que estás escuchando activamente?

¿Sueles hacer preguntas a la persona con la que conversas para que te amplíe su información?

Hay muchas personas que ya sabes lo que te van a contar….

En un Restaurante con familia ¿hay un momento donde empiezas a escuchar más a las personas de las otras mesas que a tus comensales?

¿Tu postura corporal al escuchar es recta y facilita la atención?

¿Miras a las otras personas cuando te hablan?

Cuando acaba la conversación, comida, reunión ¿has aprendido algo? ¿Sabes cómo está, cómo se siente, qué le ocupa o preocupa en este momento a la/s otras personas? Pero… ¿la conclusión la has sacado tú? ¿O….has escuchado lo suficiente?

Hasta muy, muy pronto!

Ya sabes, si te ha gustado comparte!!

Print Friendly, PDF & Email