NO se si a ti te pasa, pero para mi las vacaciones y cualquier viaje son la combinación de muchas cosas, es un cóctel de nerviosismo e ilusión, activación y agotamiento. Muchas cosas por preparar, muchas cosas por controlar… pues así estoy yo ahora.

Estos días estoy preparándolo todo para disfrutar de unos días de desconexión. De momento ya he elegido la lectura que quiero llevar a mi viaje, los dos libros para este mes, uno para releerlo y sacarle más jugo y el otro para empezarlo por fin tras varios meses de pasearlo sin abrirlo. Por supuesto los dos en papel.

El tema de la música ya es más difícil, quiero acertar con la música que me lleve para no depender de internet, no quiero tener la necesidad de conectarme. Hay multitud de autores, multitud de grupos que me llevaría en la maleta, pero me gusta elegir, llevar una selección  que al escucharla me transporte al escenario que yo deseo. Por ello estoy escuchando letras de canciones, captando el sentido, su mensaje… son cancianos que hasta ahora solo he tarareado, o quizá bailado en mi mente o con mis pies… me ha parecido bonito compartir esto en mi post de hoy. Quiero hacer referencia a Diego Torres, especialmente a tres de sus canciones.

Una es “La vida es un vals” tiene unas frases preciosas. ¿te has dado cuenta? Si no la conoces, te invito a que la escuches, prepara una bebida refrescante o una infusión, ponte en postura cómoda y bebe su letra.

Verás que nos dice que le hagamos un nuevo traje a nuestros sueños, que cuando los sueños se conviertan en cenizas, pensemos que…

Hoy puede ser …  que todo empiece a cambiar y lo mejor está por llegar…

Verás como todo viene y va, un paso adelante y otro atrás…

¡NO lo pienses, simplemente hazlo! ¡Comienza ya! Cuando sientas desde dentro la necesidad de hacer algo por ti misma, por ti mismo, no le des más vueltas, da un primer paso, el resto irá fluyendo, delante de ti irás viendo esa nueva realidad, eso que tu corazón ha decidido construir, como dice la canción piensa que…

“Lo mejor está por llegar, a veces te aferras a un viejo disfraz”

La segunda canción que he decidido reescuchar entendiendo su letra es la de “Andando”

En ella Diego Torres nos invita a que seamos nosotros mismos con frases como estas

“Sé que no soy el mejor, tampoco el peor…”

“No quiero fingir, no voy a mentir…”

Debemos desarrollar el autoconocimiento,la seguridad y la autoconfianza. Tenemos que querernos mucho más de lo que lo hacemos habitualmente.

Cada vez que te encuentres tomando decisiones para “agradar  a terceras personas”, haciendo cosas porque les va a gustar más, les encaja mejor  o es lo que esperan de ti, estás simplemente dejando de ser tú. Si lo haces a menudo o en la mayoría de los casos… Entonces… es difícil que seas completamente feliz.

¡¡Saca el ser auténtico que llevas dentro, sé la persona que eres!!

Haz todo lo que a ti te haga feliz, no solo lo que haga feliz a los demás

La tercera canción de Diego Torres que he decidido llevar en mi equipaje es “Que no me pierda”.  Es una canción que  también me ha hecho reflexionar sobre lo auténtico y lo superficial. Reflexionar sobre a lo que le debemos dar importancia y a lo que no…

Nos dice frases como estas…

Que no me pierda en el aplauso indiferente de esa gente que aparenta conmigo.

Que no me pierda en la duda.

Que no me pierda en el aire cansado de respirar…

¡Gracias a Diego Torres por su música, por sus letras!

Muchas veces ante una circunstancia adversa la convertimos en un drama y no tenemos derecho a ello.

Ante un drama es legítimo hundirnos, sentir que el mundo se acaba y esto dura un tiempo que tenemos que saber ir resolviendo con recursos propios y diferentes ayudas,  es legítimo…

Lo que a diario nos hace estar tristes y ver solo “el lado oscuro” de las cosas son esas circunstancias adversas que nos suceden en el día a día “porque estamos vivos y nos movemos” “porque estamos vivos y nos relacionamos” y esto unido a esa gran habilidad que todos desarrollamos que es la de adivinar lo que pasará ahora… fabricamos un cóctel dramático que muchas veces mata cualquier ilusión… O no??

Pues, basta! Fíjate en la infancia, los niños y niñas cuando juegan ponen pasión, fantasía e ilusión… aprendamos, aprendamos mucho de la infancia.

Aprovecha estos meses de más luz, de vacaciones o no, para generar cócteles de ilusión y confianza que luego guardarás en tu alhacena personal para ir usando en el otoño. 

Bueno, creo que voy a elegir alguna música más y seguir con mis maletas hacia la deconexión…

Por tierra, mar o aire, en azul, en verde o en marrón, con traje o en bañador… disfruta de ser tú, de tu gente, de tu tiempo… para y repara.

HASTA MUY PRONTO.

Si te ha gustado, comparte.

Print Friendly, PDF & Email